Criterios para el posicionamiento de híbridos
El posicionamiento implica en primer instancia la decisión del híbrido (Figura 3), y por lo tanto es crucial conocer en detalle el portfolio para sembrar aquellos con mejor comportamiento en cada situación específica. Luego, deben seleccionarse las variables de manejo que contribuyen a expresar el potencial de rendimiento de los híbridos elegidos. Éstas prácticas generalmente no alcanzan a corregir las decisiones tomadas en la primer instancia, siendo más conveniente comenzar el manejo con la elección del híbrido más adecuado.

Variables de Decisión
Para tomar una decisión adecuada acerca de qué híbridos posicionar, el primer paso es caracterizar el ambiente adecuadamente. A partir de la campaña 2012/13, la recomendación para el posicionamiento de híbridos se realiza considerando los dos componentes mencionados en la respuesta del perfil sanitario de los híbridos ante la presencia de enfermedades limitantes y luego por los ambientes de rendimiento (fecha de siembra y su interacción con el índice ambiental o rinde esperado) que puedan encontrarse en cada zona.
A continuación, se presenta el perfil sanitario de los híbridos Dekalb, fundamental para la elección del mismo.

Perfil defensivo de híbridos Dekalb


1. Probabilidad de Enfermedades

Las enfermedades consideradas para las recomendaciones de posicionamiento de híbridos son el Tizón foliar (causado por el hongo Exserohilum turcicum) y el Mal de Río IV (causado por el MRCV, o virus del Mal de Río IV). Estas enfermedades tienen una asociación geográfica y por fecha de siembra, existe una gran variación en el nivel de resistencia entre los híbridos comerciales y el daño causado por cualquiera de ellas puede cambiar la competitividad de los diferentes híbridos según su nivel de tolerancia a estas enfermedades. En cambio, la Roya común (causada por el hongo Puccinia sorghi) no se considera al presente un factor condicionante para el posicionamiento, ya que no tiene un patrón claramente definido de distribución geográfica, y para su manejo se recomienda el uso de fungicidas junto a Roundup® en V6, una práctica de manejo compatible con el sistema Dekalb.

En relación a la asociación de estas enfermedades condicionantes del posicionamiento con la fecha de siembra y la región geográfica, se determinaron zonas con alta probabilidad de su presencia en base a información obtenida por el equipo de TD Monsanto en las últimas 6 campañas (Figura 5). El patrón de distribución de estas enfermedades en siembras tempranas determinó zonas con presencia de Tizón (Zona 1) o Mal de Río IV (Zona 2), así como una zona (Zona 3) con baja probabilidad de estas enfermedades. El avance de Tizón hacia el sur en fechas de siembra tardías causa una expansión de la Zona 1, para generar una zona (Zona 4) con presencia probable de Tizón y de Mal de Río IV al superponerse con la Zona 2.

La superposición de la presencia de enfermedades en las zonas geográficas con el perfil sanitario de los híbridos determina una primera instancia de posicionamiento basada en la selección de los más competitivos para cada zona, en las cuales el perfil sanitario de cada uno es un factor preponderante.
En función de esta superposición (Tabla 2), surge la alternativa de siembra sin restricción (celdas verdes), siembra con un manejo adecuado para cada enfermedad (celdas amarillas) y la no recomendación de siembra (celdas rojas) según perfil sanitario. Las zonas con presencia de estas enfermedades según la fecha de siembra se muestran en la Figura 5.
Desde hace dos años Dekalb trabaja en aumentar la oferta de híbridos para las distintas regiones.

Esto permite dentro del portfolio actual, direccionar cada uno de los híbridos hacia su zona de mayor competitividad. Es importante recordar este concepto al interpretar la tabla, ya que ésta determina la competitividad relativa de cada uno de los híbridos dentro del portfolio Dekalb, y no en relación a otros productos del mercado. El objetivo es facilitar la mejor recomendación para cada uno de los ambientes y maximizar los beneficios del Sistema Dekalb.


2. Determinación de Ambientes de Rendimiento

La elección de la fecha de siembra (temprana vs. tardía) es una de las prácticas agronómicas de mayor importancia en la determinación del rendimiento de los cultivos y, a diferencia de muchas otras (fertilización, control químico de malezas, etc.), no implica un cambio en los costos de producción. En condiciones no limitantes de crecimiento, la estrategia de producción que maximiza el rendimiento en grano consiste en seleccionar la fecha de siembra que permita maximizar la acumulación de radiación incidente durante el período crítico (alrededor de floración), lo que generalmente se logra en siembras tempranas. Sin embargo, si la ocurrencia de eventos de estrés biótico (enfermedades, plagas, etc.) o abiótico (déficit hídrico, golpes de calor, etc.) en dicho período es frecuente año tras año, los rendimientos serán inestables, lo cual constituye un riesgo elevado para el sistema de producción.

En estos casos, puede recurrirse a fechas de siembra retrasadas para evitar la coincidencia de las etapas más sensibles del cultivo con los momentos de mayor probabilidad de ocurrencia del estrés.
En la Tabla 3 se representa el comportamiento de cada uno de los híbridos Dekalb en fechas de siembra tempranas, para distintos rangos de ambiente.

 

*El híbrido DK71-10VT3P se encuentra en proceso de registración. Consecuentemente, el mismo no se encontrará disponible para su comercialización hasta tanto se obtenga el registro correspondiente ante la autoridad competente.

Podemos ver que hay híbridos que manifiestan distinta competitividad de acuerdo a determinado rango de ambiente elegido. Híbridos como DK66-10VT3P, DK670VT3P, DK692VT3P y DK71-10VT3P*, muestran un excelente comportamiento en ambientes entre los 30-90 qq/ha, y se mantienen muy competitivos entre los 90-120 qq/ha. Aunque el grupo de DK70-10VT3P, DK71-10VT3P* y DK72-50VT3P se comportan adecuadamente en estos ambientes, manifiestan su mejor competitividad en ambientes medio-altos (entre los 60-120 qq/ha), a medida que encontramos mejoras en las condiciones ambientales. DK72-10VT3P y DK73-10VT3P manifiestan su mejor competitividad en los mejores ambientes, y se destacan como las mejores opciones (relativo al portfolio Dekalb) en ambientes de 90 qq/ha en adelante.

 

*El híbrido DK71-10VT3P se encuentra en proceso de registración. Consecuentemente, el mismo no se encontrará disponible para
su comercialización hasta tanto se obtenga el registro correspondiente ante la autoridad competente.

En la Tabla 4 se ilustra el comportamiento para siembras tardías. DK72-10VT3P y DK73-10VT3P mantienen su competitividad a lo largo de todo el rango de ambientes. Híbridos como DK70-10VT3P, DK692VT3P, y en menor medida DK670VT3P exhiben un muy buen comportamiento entre los 30-90 qq/ha. En el rango de los 60-120 qq/ha, a los híbridos mencionados antes, se les suma DK72-50VT3P. Este es el motivo por el cual dentro de los híbridos seleccionados para cada zona geográfica debe realizarse además una segunda instancia de selección para utilizar aquellos con buen desempeño en la fecha de siembra y ambiente de rendimiento donde se desarrollará el cultivo.
La respuesta de rendimiento a la disponibilidad de recursos varía entre los materiales de nuestro portfolio por lo que existe un posicionamiento diferencial de híbridos para ambientes de distinto potencial. Si basamos nuestra predicción del rendimiento exclusivamente en la oferta de recursos por planta (dejando de lado los aspectos sanitarios y las variaciones de temperatura), a priori, se esperaría que la competitividad de un híbrido sea igual entre fechas de siembra. No obstante, si tenemos en cuenta nuestra recomendación de posicionamiento según el rendimiento esperado notaremos que existe una recomendación distinta entre fechas de siembra. Estamos estudiando cuales son las causas que determinan este desvío respecto a los supuestos de oferta de recursos planteados anteriormente, pero aún asi podemos presentar la competitividad relativa a cada fecha de siembra, con el fin de que el productor pueda obtener la mayor cantidad de información disponible para obtener el mejor resultado.

En muchos casos, tanto en fechas tempranas como tardías, podemos encontrarnos frente a múltiples opciones recomendadas (aquellas opciones en verde de la tabla), incluso en aquellos casos en que ya existe una restricción previa por perfil sanitario. Dentro de esas posibilidades, hay una gran cantidad de información que disponemos, que puede ayudarlo a elegir la opción más recomendable. Un factor importante es el de adaptabilidad, por ejemplo, a la fecha de siembra. Si por determinadas causas sufrimos un atraso en la siembra de determinado híbrido, puede ser una ventaja competitiva el contar con un germoplasma que se comporte de manera similar en ambas fechas de siembra (temprana o tardía). Puede suceder lo mismo si mejoran o empeoran las condiciones para determinado rendimiento esperado: la propiedad de que un híbrido se mantenga competitivo si cambian las condiciones ambientales, puede traducirse en mayor rendimiento. Factores como ciclo, velocidad de secado, perfil defensivo (quebrado-vuelco), tolerancia a Roya o muchos otros atributos de determinado híbrido, también pueden incidir en la elección en favor de alguno. Por eso es que destacamos la importancia de consultar a su Asesor Agronómico, para recibir la mejor recomendación y lograr el mejor rendimiento posible.

 

*El híbrido DK71-10VT3P se encuentra en proceso de registración. Consecuentemente, el mismo no se encontrará disponible para su comercialización hasta tanto se obtenga el registro correspondiente ante la autoridad competente.

Posicionamiento de la nueva generación de híbridos

DK66-10VT3P

Las mayores ventajas competitivas las expresa en ambientes de bajo potencial (30-90 qq/ha) donde su gran estabilidad lo constituye en una de las mejores alternativas del portfolio complementaria a DK670vt3p y DK692vt3p, en fechas de siembra temprana. En estas situaciones, aporta la ventaja de su baja humedad a cosecha frente a híbridos más largos.
Por su tolerancia media a Tizón, similar a la de DK692vt3p, no se recomienda su siembra en Zona 1 ni 4.
Como resumen es un híbrido para posicionar en ambientes de bajo a medio potencial (<90 qq/ha) y donde la probabilidad de ocurrencia de Tizón sea baja (Zonas 2 y 3). Frente a DK670vt3p, tiene en general un mejor perfil defensivo (vuelco, quebrado y tolerancia a enfermedades). Es la alternativa más precoz en ciclo del porfolio Dekalb, con lo cual es una muy buena opción para liberar temprano los lotes.

DK692VT3P

Es un híbrido de excelente performance y competitividad en todos los ambientes de rendimiento, sobre todo en siembras tempranas. Se caracteriza por su estabilidad de rendimiento junto a un alto potencial, pero su fortaleza es en ambientes de medio potencial, donde expresa su mejor comportamiento.
Dado su comportamiento intermedio a Tizón y MRCV, se recomienda su posicionamiento en zona de baja probabilidad de ocurrencia de enfermedades (ver Tabla 2). Tiene un buen comportamiento frente a Roya y se distingue por su buen comportamiento frente a vuelco y quiebre.

DK70-10VT3P

Es un híbrido competitivo en ambas fechas de siembra frente a la competencia, con un rinde promedio dentro del portfolio Dekalb. Puede reemplazar a DK190vt3p en todas las situaciones y es una muy buena opción para ambientes de bajo a medio potencial de rendimiento (30-90 qq/ha) para ambas fechas de siembra. Responde a mejoras en el ambiente debido a su amplia adaptación y estabilidad.
Es un material que no tiene una restricción geográfica de posicionamiento, ya que posee una buena tolerancia a Mal de Río IV y una tolerancia media a Tizón, por lo que pueden ser necesarias aplicaciones de fungicidas en situaciones de presencia de esta enfermedad.

DK71-10VT3P*

Es un híbrido de muy buen comportamiento en ambientes de rendimiento hasta los 120 qq/ha, disminuyendo su competitividad por encima de estos valores, con respecto a DK72-10vt3p y DK73-10vt3p. Su competitividad dentro del portfolio es similar en ambas fechas de siembra.
Tiene un buen comportamiento frente a Tizón, por lo que puede recomendarse en zonas donde esta enfermedad es probable (Zona 1). Tuvo un comportamiento intermedio frente a Mal de Río IV en la campaña 2012/13, que tuvo un bajo nivel de incidencia. Por lo cual, su posicionamiento final se hará en la campaña en curso.
En resumen, es un híbrido para posicionar en ambientes menores a 120 qq/ha y donde el Tizón puede limitar a híbridos como DK70-10vt3p o DK692vt3p. Provisionalmente se sugiere posicionar este híbrido en zonas donde el MRCV no sea una limitante. El equipo de TD Monsanto toma dos campañas de testeo para el posicionamiento final de los híbridos, por lo que su caracterización es preliminar.

*El híbrido DK71-10VT3P se encuentra en proceso de registración. Consecuentemente, el mismo no se encontrará disponible para su comercialización hasta tanto se obtenga el registro correspondiente ante la autoridad competente.

DK72-10VT3P

Es el híbrido Dekalb mejor posicionado en ambientes de medio a alto potencial (90 a >150qq/ha), con muy buena adaptabilidad en ambas fechas de siembra. Frente a la competencia es superior en todos los ambientes y fechas de siembra. Es la mejor alternativa dentro de los híbridos Dekalb en ambientes productivos medios a altos donde expresa las mayores diferencias competitivas, no así en ambientes de inferior calidad donde es superado por otros híbridos Dekalb.
Tiene un muy buen perfil defensivo, con excelente comportamiento frente a vuelco y mejoras sobre DK747vt3p en quebrado, sumado a su buen desempeño frente a Tizón y Mal de Río IV. En este sentido, no tiene restricciones de posicionamiento por zonas geográficas y es versátil en cuanto a fechas de siembra por su gran adaptabilidad.

DK72-50VT3P

Responde muy bien a ambientes medio-altos de rendimiento, de 60 a 120 qq/ha, con menor competitividad que DK72-10vt3p o DK73-10vt3p a medida que mejora la calidad de los ambientes por encima de estos rangos. Por debajo de los 60 qq/ha se suma como una alternativa al grupo de DK670vt3p, DK692vt3p y DK66-10vt3p, aportando una mejora notoria en la tolerancia a Tizón. Es una excelente alternativa a DK190vt3p y DK747vt3p en todos los ambientes de rinde.
Por su perfil sanitario, con un nivel bueno a Tizón e intermedio a MRCV, su posicionamiento geográfico queda restringido a las Zonas 1 y 3. Su comportamiento frente a Roya es intermedio, mejorando algo a híbridos como DK66-10vt3p y DK692vt3p. Su fortaleza de caña es similar a la de DK747vt3p, pero con algo más de vuelco y mejor tolerancia a Roya.
En resumen, puede posicionarse en ambientes medios de rendimiento (60-120 qq/ha), destacándose en zonas con presencia de Tizón. Su buen comportamiento frente a esta enfermedad le brinda una ventaja competitiva en siembras tardías, en zonas con elevada probabilidad de Tizón (Zona 1). No se recomienda en zonas donde el MRCV sea una limitante (Zona 2 y 4).

DK73-10VT3P

Es un híbrido de muy alto potencial de rendimiento y excelentes características agronómicas. En ambientes de alto potencial de rinde (>90 qq/ha) es junto a DK72-10vt3p la mejor opción. Tiene un perfil sanitario balanceado, con buen comportamiento frente a Tizón, siendo de los mejores híbridos del portfolio, por lo que puede recomendarse en zonas donde esta enfermedad es recurrente (Zona 1 y 4). Tiene una tolerancia media frente a Mal de Río IV, mejorando levemente a DK72-50vt3p. Consecuentemente, debe hacerse un manejo agronómico adecuado para escapar a la enfermedad (no sembrar entre el 15 de octubre y 15 de diciembre). Es uno de los mejores híbridos Dekalb en su tolerancia a Roya.
Como resumen de posicionamiento, se recomienda su siembra en ambas fechas (tardía y temprana) y en todas las regiones geográficas, con excepción del ajuste de fechas de siembra por su comportamiento intermedio a Mal de Río IV. Es un híbrido que manifiesta su potencial en ambientes superiores a los 90 qq/ha, por lo que se posiciona junto a DK72-10vt3p como los híbridos de mayor potencial del porfolio.